id 59 Biografía Maurilio Tobar González - Beatificación Mártires de la Familia Vicenciana

Biografías

Maurilio Tobar González


Nacimiento:
Tardajos (Bu) 14/09/1869
Padres:
Manuel y Gregoria
Bautismo:
Tardajos, Parr. Asunción 14/09/1869
Votos:
Madrid 05/11/1887
Sacerdote:
Madrid 01/04/1893
Martirio:
Madrid 23/09/1936

MINISTERIOS Y APOSTOLADO: Fecundo fue el apostolado del P. Maurilio en sus 43 años de sacerdocio. Los 10 primeros años en Alcorisa, desde 1903 a 1919 en Santiago de Cuba desempeñando diversos cargos: párroco de Guantánamo, consejero de dicha archidiócesis y director de las Hijas de la Caridad en La Habana. De regreso a España trabajó mucho como misionero y de comisario para la dirección de las mismas en la zona sureste de España, cargo que desempeñó con acierto indiscutible por espacio de 10 años. Desde julio de 1931 fue superior de la residencia de los PP. capellanes del noviciado de las Hijas de la Caridad, en Madrid, Lope de Vega, 38. De allí les hizo salir la revolución marxista, siendo martirizado junto al P. Ponciano Nieto en Madrid el 23 de septiembre de 1936. Fue un sacerdote ejemplar, verdadero modelo de piedad, prudencia, humildad, sencillez y siempre dispuesto a trabajar por la causa de Dios.

MARTIRIO: D.ª Julia Angulo Pozas, viuda sin hijos, muy religiosa y de gran fe, tenía amistad con toda la comunidad de religiosos Paúles y con muchas Hijas de la Caridad. Su sobrina Áurea, Hija de la Caridad, recuerda haberla acompañado de niña muchas veces a la exposición del Santísimo y otras funciones religiosas que se celebraban en el noviciado los domingos por la tarde. La confianza era tal que en la persecución le llevaron cálices y objetos de culto para que ella, que tenía una casa grande en Abascal, 9, 1º, que corresponde al actual 27, 3º, los ocultara. D.ª Julia acogió generosamente en su casa no solo a sus primos, el P. Maurilio y el H. Saturnino, sino también el P. Ponciano Nieto. En el refugio celebraban la Eucaristía y, como podían, hacían llegar las sagradas formas consagradas a las Hijas de la Caridad ocultas en los más variados lugares. No estaban en casa cuando se llevaron al H. Saturnino, pero sabían que un día u otro los matarían y estaban preparados. En el bajo izquierda de la misma casa vivía un jefe importante de la República perteneciente a izquierda Republicana.

El 23 de septiembre de 1936, cuando estaban empezando a comer, llegaron a casa cuatro coches y siete milicianos, sacaron de casa a los PP. Paúles: Maurilio Tobar González y Ponciano Nieto Asensio y a D.ª Julia Angulo Pozas. A los tres los fusilaron el mismo día, a los padres por ser religiosos y a D.ª Julia por haberles escondido en su casa. Al salir se habían despedido de la portera, que era una buenísima mujer, conscientes de que salían para la muerte.