id 15 Biografía José Sánchez Medina - Beatificación Mártires de la Familia Vicenciana

Biografías

José Sánchez Medina

Sacerdote, formador de los Hijos de María


Nacimiento:
Archena (Mu) 03/08/1900
Padres:
José y Lucía
Bautismo:
Archena, Parr. S. Juan Bautista 06/08/1900
Martirio:
Archena (Mu) 17/10/1936

MINISTERIOS Y APOSTOLADO: De sus 10 años de sacerdocio, excepto el primero que trabajó de oficial en la secretaría de cámara del obispado, el resto lo pasó en Cartagena de organista de la iglesia de la Virgen de la Caridad. Puso a la Salve una música preciosa, y muy adecuada al gusto de la ciudad, tanto que se conoce como “Salve cartagenera”. Cartagena le dedicó una calle. Su apostolado con los jóvenes estaba ligado a su magnífica formación musical y literaria. Se conservan 36 artículos publicados en El Eco de la Milagrosa, la mayoría con una forma original de catequesis, son cuentos deliciosos y amenos con una moraleja muy cuidada dentro del proyecto de formación de los jóvenes. Uno de esos jóvenes, que fue sacerdote, conserva este recuerdo: “Era el centro de donde irradiaba un celo en el que a todos nos encendía, y en el que convergían, sin darse él mismo ni nosotros cuenta, los afectos dulces que hace brotar la caridad cristiana”. Para los niños escribe pequeñas obras de representación escénica, mediante las cuales memorizan el catecismo o profundizan en el conocimiento de las virtudes cristianas.  

MARTIRIO: Apresado el párroco y asaltado el templo, D. José optó por acogerse en su casa paterna de Archena, dejando enteramente la suerte de su vida en las manos de Dios. En su pueblo no tardó en desencadenarse la persecución contra él. Fue obligado a trabajar como peón en las obras de construcción de un edificio escolar, junto con los demás sacerdotes del pueblo. Tuvo que sufrir las burlas y befas de la hez del pueblo, que allí se congregaba de propósito, para gozarse en la humillación de aquellos sacerdotes. Las obras finalizaron el 16 de octubre. Pensando que después le iba a ser más difícil D. José se confesó con otro sacerdote mientras trabajaban.

El mismo día, ya anochecido, dos milicianos conocidos se presentaron en la casa de D. José con la orden de que fuese a cobrar sus jornales. Su padre, no quiso dejarle solo. Y se llevaron a los dos al cuartel general de la CNT. Allí se les unieron otros dos sacerdotes y un seglar. De madrugada mataron a los tres sacerdotes y a los dos seglares junto a la venta de Picolo, y los dejaron tirados en el camino. Era el día 17 de octubre de 1936. El padre de D. José les dijo: “Matadme a mí primero”. No quería ver morir a su hijo. Lo hicieron al revés, mataron primero al sacerdote, para hacer sufrir más a su padre. Los restos mortales de D. José Sánchez Medina reposan en la iglesia de S. Juan Bautista de Archena, cerca de una bella imagen de la Virgen Milagrosa, desde el 16 de octubre de 1944.